Saltar al contenido

Cómo limpiar cristales sucios y olvidarte de que existen

Una de las características principales del cristal es su transparencia, cualidad que se ha aprovechado como nueva tendencia de decoración. Este material aporta luz y da una sensación de amplitud. Sin embargo, su transparencia hace que se noten con más rapidez algunas imperfecciones como el polvo o las huellas dactilares. Por ello, es imprescindible que sepas cómo limpiar cristales.

cómo limpiar cristales

Incluso cuando piensas que no están sucios, después de limpiarlos te das cuenta del brillo que estabas perdiendo. En este artículo te descubriremos cuáles son las mejores técnicas de limpieza, que puedes aplicar no solo a los cristales de tus ventanas, sino a espejos, mamparas de baño, marcos de fotos y todo tipo de objetos de cristal.

Material necesario para una buena limpieza

  1. Agua.
  2. Amoniaco.
  3. Vinagre blanco.
  4. Paño suave de algodón.
  5. Raqueta limpiacristales.
  6. Cuchilla de cristalero.
  7. Brocha o pincel grande.
  8. Jabón de lavavajillas.

Estas son nuestras recomendaciones sobre como limpiar cristales

1. Los cristales necesitan un mantenimiento frecuente para evitar la acumulación de suciedad: en concreto, si hablamos de limpiar cristales exteriores, es recomendable hacerlo varias veces por semana. Si cumples esto, tu trabajo de limpieza será menos laborioso y no presentarán un aspecto descuidado.

2. Antes de empezar, comprueba que tienes tiempo suficiente. Es una tarea minuciosa que debes hacer sin prisas. De lo contrario, desperdiciarás tu esfuerzo y no obtendrás buenos resultados.

3. Para limpiar ventanas y puertas de cristal, te aconsejamos que no dejes sucios sus marcos y soportes; es inevitable que los productos de limpieza rebosen por los laterales. Aprovéchalo y consigue una limpieza homogénea.

4. Ten en cuenta el tamaño de la superficie que vayas a limpiar. No necesitas la misma preparación para pequeñas ventanas, mamparas o espejos que para grandes escaparates o viviendas y edificios acristalados.

5. Aplica la lógica de la gravedad. Si comienzas por las partes superiores, evitarás que caigan residuos sobre la zona ya limpia.

6. Limpia continuamente con la misma mano. Además debes hacerlo en un único sentido para no repartir ni extender la suciedad.

7. Utiliza dos cubos a la hora de limpiar vidrios. El primero, destínalo a limpiar y el segundo, a enjuagar. Así evitarás que el agua se ensucie y conseguirás mejores resultados. Además, te recomendamos que cambies varias veces el agua, sobre todo la destinada al enjuague.

8. A la hora del secado, utiliza un trapo que no desprenda pelusa. Los que más recomendamos son los de algodón, pero también puedes utilizar trozos de viejas sábanas o papeles de periódico. Lo importante es evitar que queden marcas o rayas.

9. Intenta no limpiar cuando esté dando el sol. Este provoca que los cristales se sequen demasiado rápido y te obligará a repetir el mismo paso para obtener buenos resultados.

10. Consulta el pronóstico del tiempo antes de empezar la limpieza. Evita hacerlo si está a punto de llover, pues los cristales volverán a ensuciarse con rapidez.

Cómo limpiar cristales en casa

Las superficies de cristal más comunes que podemos encontrar en una casa son los cristales de la cocina (ventanas, puertas, vitrinas…), así como los de las habitaciones, el salón y las mamparas del baño. Requieren cuidados distintos para lucir transparentes.

limpiar ventanas salon

Como limpiar cristales ventanas, vitrinas, puertas y cristales de la cocina

Los cristales que se encuentran en la cocina son los más complicados dentro de esta selección. A la suciedad que las ventanas y puertas podrían tener, hay que sumarle la grasa producida al freír y el vapor de la cocción. Por ello, su proceso de limpieza debe ser más frecuente que el de otros cristales de tu vivienda.

Antes de empezar, prepara un cubo de agua caliente con una gran proporción de amoniaco y un estropajo que no raye. Te recomendamos que empieces siempre por la parte superior de los cristales y aclares después con agua limpia.

Si ha pasado mucho tiempo desde la última vez que limpiaste los cristales de la cocina o están demasiado sucios, puedes añadir a la mezcla jabón de lavavajillas. Sin embargo, tendrás que repetir el proceso de aclarado para eliminar del todo la espuma.

También es recomendable frotar los marcos de ventanas y puertas con la misma disolución de agua y amoniaco. No daña el material y conseguirás una limpieza más homogénea.

Para limpiar la placa vitrocerámica, utiliza un producto específico. Evitarás que se raye y lograrás que se conserve como el primer día. Para aplicarlo, te recomendamos utilizar un estropajo salvauñas que previamente habrás mojado en agua templada.

Si quieres conseguir aún mejores resultados, pasa sobre la placa un trapo de algodón húmedo con amoniaco y sécalo con otro igual. Este tipo de trapos es recomendable para secar todo tipo de superficies de cristal, no solo las placas vitrocerámicas, pues no dejan pelusa, a diferencia del papel higiénico y el de cocina. Si utilizas estos últimos materiales, es muy probable que se deshagan y se peguen en los cristales, por lo que todo tu esfuerzo habrá sido en vano.

Abundando en tu cocina, te diremos que siempre es conveniente comenzar a limpiar por la parte interior. Es la parte que suele acumular más grasa; así, el proceso es más sencillo. Además, cuando vayas a limpiar los cristales desde el exterior te resultará más fácil detectar y corregir los problemas de limpieza o secado.

Para eliminar la suciedad de las esquinas y los recovecos, ayúdate con una brocha o pincel grande húmedos y con amoniaco.

Limpiar los cristales de las mamparas

limpieza de mamparas

Limpiar el cristal de las mamparas del baño es realmente tedioso. Las salpicaduras de jabón y suciedad que se acumulan todos los días hacen que siempre se vea sucio. Y a ello hay que sumar los residuos de la cal del agua.

Existen numerosos productos destinados a limpiar mamparas. Sin embargo, un remedio casero eficaz es una mezcla con vinagre blanco y limón. Actuando unidos limpian y desinfectan en profundidad. Además, tienen capacidad para deshacer la cal. Extiende esa mezcla de forma homogénea con un estropajo que no raye y cuando consideres que han desaparecido todas las manchas y gotas, aclara con agua templada en abundancia. Para conseguir aún mejores resultados, repite el proceso con amoniaco. Para secar, utiliza un trapo de algodón que no deje pelusas.

Un consejo que te damos para que la limpieza te dure más tiempo es secar los cristales interiores después de cada ducha. Evitarás así que se acumule cal y suciedad.

Como limpiar las ventanas de las habitaciones y del salón

Si los cristales de las ventanas están muy sucios, el primer paso será eliminar el polvo en seco. Intenta no frotar para no rayar la superficie, sino retirarlo sin presionar.

Muchos de los productos destinados a limpiar el cristal hacen que con el paso del tiempo pierda brillo. Por ello, preferimos utilizar amoniaco disuelto en agua templada, así como una mezcla de vinagre y agua.

Para secarlo, otra vez lo fundamental es utilizar un trapo de algodón, un papel de periódico o una sábana blanca. Estos consejos pueden aplicarse para adornos u otros elementos de cristal.

En cambio, si has adquirido un kit limpiacristales el proceso ya será distinto. Deberás introducir la solución jabonosa en un spray y pulverizarla por el cristal. A continuación, tendrás que retirar progresivamente con la raqueta el producto y la suciedad. Y no olvides limpiar la raqueta después de cada pasada para evitar volver a ensuciar el cristal.

Consejos sobre como limpiar ventanas

cómo limpiar cristales de ventanas

Intenta empezar con la suciedad de las persianas y los marcos, así evitarás que se manche el cristal una vez que esté limpio al lavar los complementos.

Alfawise s60

Limpiacristales automático Alfawise S60

Robot Limpiacristales winrobot 870

Máquina limpiacristales Winrobot 870

Hobot 188

Robot limpiacristales Hobot 188

Si tu ventana es corredera, para obtener mejores resultados pide ayuda y desmóntala. Así podrás acceder a la parte que queda superpuesta entre las hojas, muy difícil de alcanzar de otra manera.

En las ventanas que se encuentran en zonas infantiles, es común encontrar todo tipo de pegatinas y adhesivos. La mayoría se despegan con agua caliente. Sin embargo, para evitar que se desintegren en pequeños trozos y te provoquen una gran pérdida de tiempo, intenta primero quitarlos en seco con una cuchilla de cristalero.

Como limpiar cristales grandes y exteriores

En cuanto al tema de como limpiar cristales grandes, para grandes ventanales o mamparas existen sistemas de limpieza de dos caras. Funcionan como un imán, de manera que mientras limpias la parte interior, otra esponja se encarga de la exterior. Sin embargo, los resultados exteriores pueden no ser tan buenos.

Para edificios acristalados y otros tipos de grandes superficies de difícil acceso, en ocasiones es necesario contar con la ayuda de un profesional.

Para concluir

En resumen, la limpieza de los cristales es un arduo trabajo en el que deberás invertir mucho esfuerzo y tiempo. Con una limpieza manual, deberás considerar todas las recomendaciones que te hemos dado sobre como limpiar cristales para sus diferentes dimensiones o localizaciones, además de tener mucho cuidado en el proceso de secado para no arruinar todo el trabajo. Sin embargo, con la ayuda de un robot limpiacristales ahorrarás tiempo y esfuerzo. Es una herramienta asequible que se adapta a todo tipo de superficies y que, con su gran tecnología, hará que olvides que tus cristales existen.